Publicado el

Caballa Marinada en Aceite de Oliva

Esta receta tiene un sabor tan original como casero.
Usar un buen Aceite de Oliva Virgen Extra como el que os ofrecemos en Acebuche,
es la base para que triunfe este plato, pues es el aceite el que abrazará la
caballa y el que asumirá y transmitirá a ésta todo el sabor del resto de
ingredientes y el suyo mismo.
Vamos a ello:

Ingredientes:

Aceite Oliva Virgen Extra, ideal Aceite de Oliva Virgen Extra Picual UnOlivo
– 3 caballas
– 2 hojas laurel
– 4 ajos pelados
– Piel de medio limón
– Piel de media naranja
Tomillo, comino, orégano
Pimienta en grano
– 100cc de vinagre
sal

Elaboración:

1. En nuestro punto de confianza de venta de pescado, nos dejarán las caballas limpias,
sin cabeza ni entrañas. Una vez en casa, las podemos poner bajo el grifo y darle un lavado,
esto eliminará los restos amargos que pudieran haber quedado.
Tras esto, ponemos el pescado en una olla, junto el laurel, la sal, pimienta y vinagre.
Vamos a cocerlas para que cojan todo el sabor, así que las cubrimos de agua y comenzamos
su cocción.

2. Una vez listas, vamos a dejar que se enfríen todo el preparado en la olla.
Después le quitamos el agua, que podemos desechar o incluso guardar para un caldito de pescado.
Una vez tenemos las caballas cocinadas y escurridas, vamos a quitarles las espinas y a deslomarlas.
Es ahora cuando en un tarro de cristal, introducimos los lomos con el resto de ingredientes.

¿Fácil, no? Pues leed que aquí viene el truco:
Ahora, vamos a cubrir todo dentro del tarro con Aceite de Oliva Virgen Extra.
Mirad, mirad que color, que olor tiene mientras se vierte en el tarro. No me negaréis que es
pura esencia.

3. El Aceite de Oliva Virgen Extra va a darle un sabor a nuestra caballa muy especial, de hecho
si hiciérais la prueba con un aceite tipo supermercado y con cualquiera de los que os ofrecemos en
Acebuche, podríais notar la diferencia solo con el color del tarrito.

Una vez hecho, vamos a dejar macerar un día al menos, aunque personalmente preferimos dejarlo de dos
a tres días en el frigo, pues es como más sabrosa estará la caballa.

¡A comer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *